LA HIGIENE DEL CANICHE

El caniche es un animal pequeño pero que si demanda de cierto cuidado con su estética, principalmente con su pelo, es un animal que no cambia de pelaje ni pierde pelo. Pero como su manto no deja de crecer jamás necesita al menos a cada tres meses un corte de pelo, y eso si, el cepillado es al menos una ves por semana.

CEPILLADO

 El caniche no muda de pelo como la mayoría de las razas caninas. El pelo muerto se queda pegado al pelaje y no cae. Para evitar problemas con los pelos enredados, debe ser cepillado primero y después con un peine propio para ellos se desenreda, si el pelo está corto primero lo peinamos a contra pelo y después en sentido del pelo, si está largo, hay que desenmarañar mechón por mechón en sentido del pelo. Desenrede con cuidado el pelo de las orejas, primero el pelo interior y luego el exterior. Además el cepillado es para el un masaje agradable. Antes de bañarlo es muy importante que el pelo no este enredado. El corte del pelo debe hacerse cada dos meses aproximadamente, en función del crecimiento del mismo.       

EL BAÑO


 Hacia los dos meses no se debe bañar mucho el perrito, pero si lo hace debe tratar de secarlo muy rápido y bien seco, no perfume el perro y cuidado con los champús, el olfato es el medio principal de comunicación entre los perros, un olor agradable para el humano oculta la identidad del perro, lo mejor es bañarlo con jabón blanco o de coco y si usamos crema de enjuague que sea una parte de crema y tres de agua. Después que el perrito ya esta seco, debemos ponerle dos gotitas de alcohol borricada en cada oído para que se seque bien y continuar una vez por día durante cinco días después el baño.

EL OÍDO


Las orejas son largas, colgantes y peludas, y crean un micro clima ideal para el desarrollo de microbios. En el dibujo se puede observar la facilidad con que el agua puede entrare y producir infecciones como otitis, y acumulaciones de cera. Deben revisarse con regularidad y, sobre todo, arrancar los pelos del interior del pabellón auditivo con la ayuda de una pinza de depilar. Hay que limpiar las orejas, a los perros les molesta que les limpie las orejas, para que no sea tan doloroso con la ayuda de un cuenta gotas deje caer algunas gotas de aceite de parafina en el conducto auditivo. Dé un masaje en las orejas antes que el perro intente rascarse y limpie los pliegues del pabellón auditivo con un isopo. Si le duele o se rasca la oreja, le huele mal, tiene costras o una supuración amarillenta, debemos consultar con el veterinario que recomendará el mejor tratamiento.

LAS PATAS Y UÑAS

 Las patas deben ser revisadas periódicamente y tras los paseos. Como medida preventiva, yo, les saco los pelos de entre los dedos y las almohadillas y corto los pelos entorno a estas respetando la forma redondeada, las almohadillas deben ser untadas con vaselina para la hidratación. Si las uñas no se gastan mucho son demasiadas largas, deben cortarlas porque con la uña crece la carne de adentro de la misma y en esta carne tenemos venas que sangrarán si el dueño del animalito no sabe como cortarlas. Mucho cuidado con el quinto dedo, en general están en las patitas delanteras, esta uña no toca el piso y por eso no se gasta y si no es cortada regularmente crecerá y dará vuelta entrando en la parte posterior del dedo del perritos.

LOS DIENTES



En la foto vamos a observar dientes sanos y otros con sarro. Pueden cepillarse con una pasta especial para perros o con una suspención a base de sal u zumo de limón. Pero como raras veces el perro nos deja limpiar sus dientes tenemos que cuidar que tenga una buena alimentación y que el veterinario controle la aparición de sarro que no es solamente un problema de mal aliento ya que a corto plazo este animal perderá la pieza completamente tomada por el sarro... Controle también el estado de las encías, el aliento, el grado de desgaste, la época de cambio de dientes, o algún diente roto, desde los cuatro meses hasta aproximadamente los ocho meses de edad el perrito cambia los dientes.



 

LOS OJOS

Ojos sanos no deben estar ni enrojecidos ni llorosos, ni tener los párpados hinchados. Eliminar las lagañas con pañuelo de papel. Si no limpiamos los ojos con regularidad, las lágrimas pueden provocar una coloración oscura en los pelos, especialmente en los caniches blancos y grices. Las corrientes de aire (ventana del auto) pueden producir conjuntivitis.

LAS GLANDULAS PERITOANALES



Se encuentran en ambos lados y en el interior del ano. Normalmente se vacían cuando el perro hace sus heces. Si esto no sucede, pueden infectarse. Entonces, el perro se arrastra frotando los cuartos traseros en el suelo para aliviarse, no para limpiarse o porque está infectado con parásitos como muchos piensan. Para vaciarlas,
Levante con una mano la cola y con la otra, presione el ano con el pulgar y el índice hasta que expulse un chorro de líquido marrón, debemos aprovechar el momento del baño ya que el líquido es maloliente, y consultar el veterinario por alguna duda. En la foto observamos un perrito con edemas serios en las glándulas peri anales. Es un proceso inflamatorio supurativo agudo localizado en la región anal y tejidos circundantes. La diarrea y la falta de higiene en el local (desobstrucción de las glándulas perito anales), predisponen a la infección de las mismas, donde comienza un proceso inflamatorio, el edema se extiende por contigüidad abriéndose paso hacia distintos sectores formando abscesos en diversas localizaciones. También puede ser generado por una obstrucción causa por un cuerpo extraño cualquiera que aya comido el animal. Es de suma importancia al visitar al veterinario pedirle más información sobre las glándulas peri anales.